viernes, 17 de mayo de 2019

Pisolitos, Mina la Gitana, Las Carreras, Bizkaia, Euskadi

En algunas ocasiones ya os hemos enseñado algunas imágenes de formaciones geológicas que se han desarrollado en las minas de nuestra comarca tras el abandono de las mismas. El abundante aporte de agua de lluvia junto a la presencia de materiales ricos en carbonatos favorecen la pronta aparición de estalactitas, coladas, banderas...como si de una cueva natural se tratara.

En esta ocasión os vamos a enseñar uno de los para nosotros más espectaculares ejemplos de formaciones geológicas en las minas abandonadas: los pisolitos o perlas de cueva. Aparecen sobre todo en cavidades naturales, pero en nuestras minas son relativamente abundantes los casos en donde se pueden encontrar. Se forman por la adición en capas concéntricas de carbonatos disueltos en el agua que gotea, que se van agrupando en torno a un núcleo de piedra o cualquier otro elemento. Al formarse en un charco, gour, no se fijan al suelo sino que van creciendo como si de perlas se tratara, adoptando formas redondeadas con una textura muy suave. Una pasada.

Pisolitos, Mina La Gitana, las Carreras, Bizkaia
Pisolitos, Mina La Gitana, las Carreras, Bizkaia 

El color depende de la mina pero las hay de un blanco inmaculado que recuerdan a esos piñones o almendras dulces que se comían por Navidad. Cerca de un niño pequeño ni se os ocurra dejarlas por si acaso.

Pisolitos, Mina Josefa, Ontón, Cantabria
Pisolitos, Mina Josefa, Ontón, Cantabria

Pero bueno, al grano. Habíamos oído hablar y visto fotografías de minerales de la mina La Gitana, en las Carreras, Bizkaia, pero ni habíamos ido ni de hecho sabíamos dónde estaba. Así que cuando hace algo más de un año nuestros compañeros de salidas nos invitaron a acompañarles a esa mina nos pareció una muy buena idea. Íbamos a buscar alguna siderita o algún cuarzo, de esos que habíamos visto en ferias o por internet. Estas muestras que aparecen a continuación nos las regalaron hace tiempo, y es lo que pretendíamos encontrar, pero la fortuna no nos acompañó.

Siderita y pirita, Las Carreras, Bizkaia, Euskadi, 7 cm
Siderita y pirita, Las Carreras, Bizkaia, Euskadi, 7 cm

Cuarzo, Mina La Gitana, Las Carreras, Bizkaia, 3 cm
Cuarzo, Mina La Gitana, Las Carreras, Bizkaia, 3 cm

Tras visitar alguna galería, nos desperdigamos por la entrada de la mina, una especie de gran atrio con luz natural. Mientras buscaba un lugar para picar encontré el "nido" de perlas de cueva que aparece en las fotos, justo debajo de donde me proponía a darle al martillo. Hice un par de fotos, quité algún resto de suciedad que sin darme cuenta había hecho caer y me fui a otro lugar.

Pisolitos, Mina La Gitana, las Carreras, Bizkaia
Pisolitos, Mina La Gitana, las Carreras, Bizkaia

Meses después volvimos a la misma mina (con un resultado parecido) y lo primero que hice fue sacar el móvil e ir hacia el lugar donde estaba el "nido" con intención de hacer más fotos para ilustrar este reportaje. Error. El gour estaba sepultado por una tonelada de piedras que algún o algunos desaprensivos habían picado encima.

Juramentos aparte, ya con la cabeza fría, hay que reconocer que es una conducta inaceptable. Luego nos quejamos de que cada vez está más complicado ir a recoger minerales, que lo prohíben todo...Pues si vamos como Atila la cosa solo puede ir a peor. Así que no cuesta nada ser un poco más respetuosos con el entorno, tanto en este como en otros aspectos: residuos, destrozo de yacimientos....Nos va el futuro de nuestra afición en ello, no lo dudéis.

viernes, 10 de mayo de 2019

Malaquita, Túneles del AVE, Arrigorriaga, Bizkaia

Hace unos años aparecieron en los túneles del AVE que se perforaban en Arrigorriaga, unas espectaculares malaquitas en forma de haces sobre una matriz con siderita y calcopirita. El contraste de color entre la malaquita y la siderita masiva forma un conjunto muy estético que hizo las delicias de los aficionados.

Malaquita, Túneles del AVE, Arrigorriaga, Bizkaia, Euskadi, 5x10 cm
Malaquita, Túneles del AVE, Arrigorriaga,
Bizkaia, Euskadi, 5x10 cm 

En estos tiempos en que las minas se cierran o son inaccesibles, las obras públicas han sido fuente de importantes hallazgos mineralógicos. Lamentablemente en su mayoría son absolutamente inaccesibles debido a razones de seguridad y a los numerosos robos y sabotajes sufridos a lo largo de los años. Acercarse hace años por estos lares a una obra del AVE con un martillo en la mano os aseguro que no era una buena idea. Por eso es evidente que esta malaquita no la cogimos nosotros, pero sí lo hizo nuestro amigo Jose Luis que fue quien nos la regaló.

En puridad él tampoco las sacó, fue el palista de la excavadora que ese día trabajaba en la obra, pero que sabiendo que a Jose Luis le interesaban las "piedras raras", le dio el aviso para que echara un vistazo a lo que acababa de encontrar. No tan raro como un perro verde, pero una piedra verde tampoco es cosa que se vea todos los días. Afortunadamente pudo salvar unas cuantas muestras antes de que fueran aplastadas por la rozadora, así que gracias a él podemos disfrutar de unas muestras tan vistosas como la de la fotografía que ilustra esta entrada.